Remove this ad

Lead

Jul 29 13 1:31 PM

Tags : :

LA PALABRA VIVA
La Palabra Viva es aquella que no puede ser apresada en las lindes de los sonidos articulados ni en las figuras de los símbolos escritos pues su sonido es inaudible al oído y su símbolo es invisible a los ojos. Pero aquel que conoce su sonido y su símbolo sin los órganos de la audición y la vista cuando apunta a su comprensión desde su misma comprensión con las cercas de los sonidos y de los símbolos, hace audible lo inaudible y visible lo invisible para que al mirar se reconozca su símbolo y se escuche su sonido. 

El que comprende la Palabra Viva, no hace suyo el veneno de la intelectualización ni de la lógica de aquel que no habiendo comprendido se envenena con su propia lengua que es un aguijón afilado para el ataque y la defensa lleno de contradicciones que salen de la glándula de su garganta que se vuelven contra sí mismo. Por eso en aquel que ha sido vivificado con la gracia de la Comprensión su lengua es el fiel de la balanza eterna cuyos platillos son la Conciencia Original donde se sopesan todos los sonidos y todos los símbolos que salen de su boca sin las ambigüedades intrínsecas de la contradicción. 

Por eso si una palabra no significa algo será solo un eco en el vacío reverberando en las mentes de la lógica. Y si su significado no es eternamente el mismo, no será más que un cáncer en la garganta y erupciones en la lengua para aquellos que no han bebido de la Palabra Viva. Ella, es un crisol donde se recoge el material fundido sin aceptar nada como valioso y sin rechazar nada como irrelevante. Ya que rechazar una parte es rechazar el todo y rechazar el todo es rechazarse a sí misma. 

Tratar de cribar solo una parte de Ella, y habréis creado a vuestro antagonista que más tarde será el protagonista. Todo lo que se acepta hoy lleva la semilla del rechazo del mañana. Por eso la paz de hoy solo es la guerra que se muestra como el rescoldo que más tarde avivará el fuego de la discriminación, el odio y la venganza; es el hombre el que levanta la espada contra su hermano sin darse cuenta que el estandarte que porta es la guerra contra sí mismo. 
Por eso, separaros de vosotros mismo y culpareis a vuestras propias creaciones de vuestras desgracias. Sentiréis que sois marionetas movidas por hilos invisibles de fuerzas incomprensibles que vosotros mismos habéis postulado convirtiéndolas en leyes y adjudicándolas nombres para separaros más aun de lo que habéis engendrado. Es así, como el hombre cree que sus pies y manos están atados por las ligaduras del tiempo en interminables laberintos de complejidad que amenazan su existencia. 

Es la gran ilusión de que para estar vivo se ha de vencer a la vida misma pues esta se ha presentado como ajena y es una amenaza que hay que mantener a raya. Esta es la torcida forma de esconder que vuestro pequeño “yo” puede subsistir a la muerte atacando a la vida misma. Más, ¿qué final puede tener aquello que se os entregó sin principio? ¿Qué puede ser atacado y cómo, aquello que no tiene murallas por las que trepar y cuya única fortaleza es el espacio infinito que os atraviesa de parte a parte y en todas partes?

Cuidaros pues de no de dividir la Palabra Viva porque cuando fragmentáis algo, cada fragmento se convierte en una mentira y cuando os asomáis para veros en el reflejo de cada uno de los fragmentos os encontráis con la muerte que es uno de los nombres que utiliza el engaño. 

Abandonaros pues a este baluarte que es la Palabra Viva, que no tiene defensas con las que dividir el eterno espacio, ni tiene forma de mediros porque en él no hay tiempo. Y entonces será la misma muerte la os expulsará de los páramos de la muerte allí donde la vida es vida sin la necesidad de nacer. 

Quote    Reply   
Remove this ad
Remove this ad

#1 [url]

Aug 3 13 12:59 AM



LAS PALABRAS DEL HOMBRE  SON CERCAS.

En el extremo de una conversación, está el otro extremo, que son finales de la conversación. Por lo tanto, las palabras, aunque parecen que nacen, son en realidad finales de un instante que no ha nacido, pereciendo en el océano del silencio antes de que su sonido ahogado pueda escucharse.

Así, La palabra del hombre, es el intento de una sombra, que trata de atrapar la Luz con la misma obscuridad. Son las cercas que buscan acotar la Eternidad en las lindes de la mentira dejando la Verdad fuera de sí. Así, cuando el hombre se vuelve para reflejarse dentro de las mismas palabras, se mira en el espejo de su propia muerte. Por eso, donde empieza una conversación su final ya ha sido escrito en cada segundo de su tiempo. 

La palabra del hombre, es el cedazo donde atrae y rechaza cada pensamiento, para así, luego, sucumbir en las amargas aguas de la contradicción. Porque aquello que acepta con complacencia, mañana será lo que le aguijonee y le ponga en guerra contra sí mismo, olvidando que está recogiendo los frutos de la siembra de ayer y las semillas del maña. 

Este olvido, es el olvido de que el creador de la palabra y lo creado son una misma cosa y cuando trata de expulsar aquello que considera ajeno y extraño expulsa también aquello que le es familiar y querido. Por eso, ninguna palabra que es pensamiento, puede ser dos cosas contrarias al mismo tiempo ya que no es ni lo uno ni lo otro.

No es el hombre el que comunica con las palabras, ni las palabras se comunican con el hombre, si no que las palabras por su condición de símbolo no pueden establecer ninguna comunicación ya que, lo que tratan de definir, se separa del mismo símbolo que las creó en su mente. 

Por eso el hombre, cuando se comunica con otros hombres, lanza sus palabras al vacío reverberante de su propio eco donde no entiende lo que sus oídos escuchan ni encuentra lo que sus símbolos buscan. Todo le es devuelto en la misma intensidad con que fue lanzado y con la misma intención con la que fue dirigido sumiéndole en el vacío de su confusión. 

! Qué aislado se encuentra el hombre por el mismo instrumento que podría llevarle a las altas cotas de la Comprensión! ¡Ha hecho de ella los barrotes de su propia cárcel, donde él, es su propio carcelero! Pero para liberarla y liberarse de ella, antes ha de hacer de la palabra un crisol, donde retirar los velos de sus significados que son la criba con la que se separa de su propia Comprensión y fundir en las altas temperaturas del silencio los ecos de sus sonidos y de su voz.

Quote    Reply   

#2 [url]

Aug 15 13 12:14 AM


Las palabras pueden ser muerte, las palabras pueden ser vida
las palabras pueden servir para engañar, las palabras pueden servir para ser sincero
las palabras pueden servir para menospreciar, las palabras pueden servir para alabar
las palabras pueden servir para hacer daño, las palabras pueden servir para hacer bien

las palabras son palabras pero mucho más valen las acciones

Quote    Reply   

#3 [url]

Aug 17 13 1:24 AM







EL NO NACIDO


Vosotros sois los Hijos de lo Eterno y  vuestro destino es romper las cadenas de los intervalos del tiempo  al que habéis atado a vuestras manos y pies, y ceñido en vuestra frente el recuerdo de vuestros actos que acontecen en vuestra memoria. Pero la memoria de este tiempo, que cercena vuestra  libertad, no es la memoria donde el tiempo ha desaparecido y donde el eco de la eternidad  reverbera en vuestro corazón en alabanzas de alegría.


Así, circunscribís  la vida con el nacimiento de lo caduco entre  risas de alegría y de esperanza y lloráis lagrimas de amargura cuando éste imprime  el marchamo de la muerte en vuestros corazones ¿No os dais cuenta que solo podéis vivir la Vida que no puede ser tocada por las apariencias de los cambios que se reflejan en vuestros  perecederos cuerpos? Acaso,  ¿no se os pide que no seáis otra cosa que el Todo inabarcable donde el estorbo de las cercas y las barreras no tienen cabida ni pueden acotar aquello que linda solo con lo eterno?


Es allí, en esa  inmutabilidad que reside dentro de vosotros, donde los cambios  que  pregona la muerte en el mundo de los sentidos y las formas pasan  de largo sin que pueda ser  en su perennidad tocada, ni puedan verse en sus retinas reflejadas.  Es el Hijo no nacido que se alza como un baluarte ante la muerte, esa que, solo es la sombra del hombre sometido a la penumbra de las ilusiones  de  que puede ocultar la Luz de la Verdad.


 Por eso afirmo, que no hay nacimiento para aquel que ha roto los sellos del tiempo y del espacio. Porque su espacio dará la desmedida y la holgura de saberse abundado y desbordado por el mismo espacio y  donde el tiempo habrá fenecido asfixiado por el océano indisoluble de lo imperecedero.


No hay faz donde reflejarse para este Hijo no nacido del seno de su Divinidad, no hay otro corazón  donde acompasar sus palpitaciones en otro pulso, no hay otro oído en el que escucharse que en el mismo silencio de la Unidad. Porque es en la Sagrada Unicidad donde mora sin ser afín a nada ni a nadie, siendo un extraño para consigo mismo  pero sabido para no hacerse diferente a su propia Voluntad de no nacer.








Quote    Reply   
Add Reply

Quick Reply

bbcode help