Remove this ad

VIVIR SIN EGO/ Salvador Pániker

Rss     Subscribe     Share     Tweet    


0 Points

Lead

Jun 30 13 5:01 AM

Tags : :



¿VIVIR SIN EGO?, por Salvador Pániker
Jamás he defendido la “tesis” de que se pueda vivir sin ego. Por el contrario, estimo que vivir sin ego es tan imposible como vivir sin hígado o sin pulmones. Lo que uno, siguiendo la tradición mística de Oriente, tiene escrito es que se puede, y se debe, vivir sin identificarse en exclusiva con el ego. Quiere decirse que un místico no es un ser humano sin ego, es decir, sin pasiones o sin convicciones, sino -lo cual es muy distinto- alguien que, sin perder el ego, es capaz de trascenderlo. La ausencia de ego no sería tanto sabiduría como psicosis. Al que quiera convertirse en un “sabio sin ego” con ánimo de satisfacer unas fantasiosas expectativas de “santidad” o de “espiritualidad” (feas palabras), conviene aclararle las cosas. Citaré a un autor que algo entiende de estas materias, el norteamericano Ken Wilber. Escribe Wilber: “Se tiene la curiosa idea de que los sabios (místicos), no tienen necesidades ni deseos carnales y se pasan la vida sonriendo, como si estuvieran muertos de cuello para abajo”. Y añade: “Se me antoja lamentable que se crea que los sabios no tienen problemas con las cosas que conciernen a todo el mundo, cosas como el dinero, la comida, el sexo, etcétera; como si los sabios permanecieran por encima de todo y sólo fueran cabezas habladoras, y, en fin, como si la mística no sirviera tanto para vivir la vida con plenitud como para reprimirla”.
Wilber pone el dedo en la llaga. Es un desatino considerar que el sabio/místico es “menos que una persona”, alguien que carece de todas las contradicciones de la vida, en suma, alguien “sin ego”. Lo relevante -insisto- no está en carecer de ego, sino en no identificarse exclusivamente con el ego, es decir, en saber ampliar el espectro de la conciencia y prolongarse hacia la totalidad. La mayoría de los grandes sabios/místicos de la historia no fueron precisamente personajes pusilánimes que reprimieran sus emociones. Llegado el caso, no vacilaban en expulsar a los mercaderes del templo. No sólo tenían ego, sino que lo tenían muy fuerte. Tan fuerte que al final lo trascendían. Lo tengo escrito en Cuaderno amarillo: “El camino hacia la liberación presupone un ego fuerte, presupone la autoestima, la confianza en uno mismo, el vigor de las propias convicciones (las que fueren). Quien quiera trascender el ego partiendo de un ego débil o enfermizo, sólo conseguirá incrementar sus neurosis o sus delirios”.
Ahora bien, más allá del ego está lo que los hindúes llaman el Testigo, es decir, el margen de libertad que contempla “desde fuera” la película de la vida. Este Testigo es lo que los budistas denominan Vacío. Este Testigo no anula el ego ni las servidumbres del ego. Este Testigo es el que ve el ego, pero sin identificarse con él. Le preguntaron a alguien sobre los efectos de la meditación. “Antes de practicar la meditación -respondió- estaba yo muy deprimido”. ¿Y ahora? “Ahora sigo igual de deprimido, pero no me importa”. Dicho de otro modo, uno ve su propio ego como quien ve sus propias piernas. Pero hay más: no se asciende a la posición de Testigo desde el deseo de liberarse del ego. Como dijera Chuang Tzu hace mucho tiempo: “¿No es acaso el deseo de liberarse del ego una manifestación del ego?”. Ello es que el Testigo se encuentra ya presente en cualquier estado de conciencia; sólo se trata de reconocerlo. Y en eso, sólo en eso, consiste la meditación. El Testigo es lo que los chinos llamaban Tao, la espontaneidad pura que lo es todo sin identificarse con nada. El Testigo no es ninguna experiencia, sino el margen que hace posible la experiencia.
En resolución. Todos hemos oído hablar de maestros más o menos iluminados que a pesar de ello tienen grandes egos en el sentido de que son personalidades fuertes y poderosas. Pero la presencia del ego no es un problema; todo depende de si la persona también está abierta a sus dimensiones más profundas; todo depende de que nuestra sensación de identidad se expanda más allá del ego, aunque sin anular a éste. No se trata de vivir sin ego, sino de trascenderlo. Y ésta es, por cierto, la única salida al absurdo de la muerte. Porque, finalmente, el ego sólo es funcional. Finalmente, el ego importa poco.
Salvador Pániker

Quote    Reply   
Remove this ad
Remove this ad

#1 [url]

Jul 7 13 9:01 AM

Pániker: Jamás he defendido la “tesis” de que se pueda vivir sin ego. se debe, vivir sin identificarse en exclusiva con el ego. Quiere decirse que un místico no es un ser humano sin ego, es decir, sin pasiones o sin convicciones, sino -lo cual es muy distinto- alguien que, sin perder el ego, es capaz de trascenderlo. La ausencia de ego no sería tanto sabiduría como psicosis.

Atagrasin: Antes que nada gracias a Terojo por postear tan interesante articulo del cual nos proponemos comentar.En la tradicion el concepto ego se refiere al tercer aspecto del llamado cuerpo sutil.Segun esta el Atman en asociacion con la ignorancia producida por la hipnosis divina [maya] aparentemente olvida su naturaleza infinita original procede a identificarse no solo con el cuerpo sutil y grosero `[lo cual desde el punto de vista funcional no es problema alguno] si no como una entidad volitiva y separada de ambos cuerpos.Esta ultima pseudo entidad es lo que en este foro hemos llamado el yo psicologico y algunos llaman el pseudo yo.

Los lectores que han seguido este foro,pueden dar testimonio que por años hemos definido el termino ego,de manera algo similar, a como Paniker lo define aqui.Solo que para hacerlo mas entendible,nosotros hablamos de dos aspectos al referirnos al ego,el aspecto psicologico y el aspecto funcional.Como ya hemos aclarado en otros escritos el aspecto psicologico,se refiere a la Conciencia identificada con una imagen de si misma como entidad volitiva,separada y en constante oposicion a su entorno. En cuanto al otro aspecto o sea el funcional,tendriamos a la Conciencia actualizada como campo transacional organismo/entorno,en donde el el aparato psicosomatico,vendria a servirle meramente como vehiculo de expresion temporal.A esta ultima funcion es la que Paniker alude en su escrito.

Paniker: Al que quiera convertirse en un “sabio sin ego” con ánimo de satisfacer unas fantasiosas expectativas de “santidad” o de “espiritualidad” (feas palabras), conviene aclararle las cosas.

Atagrasin: Aqui Paniker se refiere al error garrafal de la espiritualidad popular que tiende a atribuirle al ego psicologico [o supuesto yo autonomo y volitivo] el mismo grado o nivel de realidad que la Conciencia misma.Me explico,segun la "sabiduria" popular,solo mediante la aniquilacion,el ego puede la Conciencia ser liberada,como si,el ego fuera una entidad real, una  especie de espiritu terrorista , que mantiene en constante cautiverio a la Conciencia.La realidad es que no hay espiritu burlon alguno que debamos aniquilar,lo unico a erradicar es la ignorancia en la mente,en cuanto a precisamente estos mitos que tanto abundan.

Wilber: “Se tiene la curiosa idea de que los sabios (místicos), no tienen necesidades ni deseos carnales y se pasan la vida sonriendo, como si estuvieran muertos de cuello para abajo”. Y añade: “Se me antoja lamentable que se crea que los sabios no tienen problemas con las cosas que conciernen a todo el mundo, cosas como el dinero, la comida, el sexo, etcétera; como si los sabios permanecieran por encima de todo y sólo fueran cabezas habladoras, y, en fin, como si la mística no sirviera tanto para vivir la vida con plenitud como para reprimirla”.

Atagrasin: Discrepamos respetuosamente,de lo que Ken Wilber expone al final de este parrafo.El implica que la mistica sirve tanto para reprimir, como para vivir la vida a plenitud y esto no es correcto.Un sabio o Jivanmukta no se sirve del reconocimiento de su verdadera naturaleza para alcanzar meta alguna.Un Jivanmukta no es un hacedor tampoco un gozador.En otras palabras la liberacion no es para la persona.Al respecto recomendaba Ramesh Balsekar que si a usted le dieran la opcion entre la liberacion,y el ganarse el premio mayor de la loteria,se quedara mejor con el premio.Esto es asi ya que la liberacion,entendida en su justa perspectiva,es la bancarrota o fracazo total de las aspiraciones del yo en separacion.El Jivanmukta no pude ni reprimir la vida ,ni mucho menos vivirla a plenitud ,por la sencilla razon,de que vida y Jivanmukta son en realidad sinonimos.Si se da la supuesta "vida plena" esto vendria a ser meramente algo que sucede,[un happening] y no una meta lograda por el ejercicio de la voluntad del llamado sabio.  

Paniker: Wilber pone el dedo en la llaga. Es un desatino considerar que el sabio/místico es “menos que una persona”, alguien que carece de todas las contradicciones de la vida, en suma, alguien “sin ego”. Lo relevante -insisto- no está en carecer de ego, sino en no identificarse exclusivamente con el ego, es decir, en saber ampliar el espectro de la conciencia y prolongarse hacia la totalidad. La mayoría de los grandes sabios/místicos de la historia no fueron precisamente personajes pusilánimes que reprimieran sus emociones. Llegado el caso, no vacilaban en expulsar a los mercaderes del templo. No sólo tenían ego, sino que lo tenían muy fuerte. Tan fuerte que al final lo trascendían. Lo tengo escrito en Cuaderno amarillo: “El camino hacia la liberación presupone un ego fuerte, presupone la autoestima, la confianza en uno mismo, el vigor de las propias convicciones (las que fueren). Quien quiera trascender el ego partiendo de un ego débil o enfermizo, sólo conseguirá incrementar sus neurosis o sus delirios”.

Atagrasin: Para el leon de mirada aguda, es facil percatarse que aqui Paniker en la segunda parte de este parrafo habla de tracendencia del ego como una meta a alcanzar. La pregunta es ,quien es este que quiere tracender el ego? No es esta idea de tracendencia del ego,una afirmacion del mismo ego que se busca tracender? La accion sea esta la que sea ,no debe atribuirse al un ego que en ultima instancia es simplemente una funcion y no necesariamente,una entidad separada y volitiva.Como sabemos las acciones son atribuibles a las gunas y a los vasanas no a un supuesto "ego fuerte".Leemos en el Bhagavad Gita 3:27:

"En este mundo temporal todas la acciones suceden por la intervencion de las tres gunas, mas el hombre[jiva/ego] engañado por la ilusion del yo piensa ,yo soy el hacedor".

Paniker: Pero hay más: no se asciende a la posición de Testigo desde el deseo de liberarse del ego. Como dijera Chuang Tzu hace mucho tiempo: “¿No es acaso el deseo de liberarse del ego una manifestación del ego?”.

Atagrasin: Precisamente por esto que Paniker cita aqui ,fue que procedimos a refutar la ultima parte del parrafo anterior.

Paniker: En resolución. Todos hemos oído hablar de maestros más o menos iluminados que a pesar de ello tienen grandes egos en el sentido de que son personalidades fuertes y poderosas. Pero la presencia del ego no es un problema; todo depende de si la persona también está abierta a sus dimensiones más profundas; todo depende de que nuestra sensación de identidad se expanda más allá del ego, aunque sin anular a éste. No se trata de vivir sin ego, sino de trascenderlo. Y ésta es, por cierto, la única salida al absurdo de la muerte. Porque, finalmente, el ego sólo es funcional. Finalmente, el ego importa poco.

Atagrasin: Esta idea de "tracender el ego" ,que el señor Paniker toma prestada de Ken Wilber, no me parece la mas acertada.Recuerdo unos 10 años atras como el psicologo Nathaniel Branden, en uno de sus libros ,le cuestionaba a Wilber el uso de esta frase "tracender el ego" y como Wilber trato infructuosamente [a mi entender], de defender su uso. Aqui no hablamos de tracender egos,simplemente hablamos de ver a traves del concepto,o en otras palabras, comprender el lugar que ocupa tal termino o concepto, en el esquema de la manifestacion fenomenal.De manera simple,nos referimos al ego como la identificacion funcional de la Conciencia con su Vehiculo psicosomatico.No seria posible la manifestacion fenomenal tal y como la conocemos sin tal identificacion.Esto es asi ya que esta requiere localizacion en tiempo/espacio para llevar a cabo su " lila " o drama cosmico.Tambien hemos hablado del otro aspecto o sea el ego psicologico, supuestamente autonomo y volitivo.Este ultimo esta ausente en el Jivamutka, por la sencilla razon de que es una malentendido,fruto de la ignorancia ,que en el sabio ya ha sido erradicada.

Comentarios de los lectores a todo lo anterior sean bienvenidos

Atagrasin   



Quote    Reply   
Add Reply

Quick Reply

bbcode help